Amanusa.

El azufre nace líquido y caliente, anaranjado, casi rojo como la sangre de la cabra sacrificada cada año para honrar al volcán. La degüellan viva y lanzan su cabeza, envuelta en un paño de algodón, a una grieta. 

Contacta conmigo.

Gracias por tu mensaje, te contestaré lo antes posible.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search